25
Mar

Tipos de encimeras para tu cocina

La encimera que escojas va a tener un gran impacto en la estética y utilidad del espacio.

¿Qué estilo quieres? ¿Te apetece un acabado liso o envejecido? ¿Qué uso le das a tu cocina? Todo esto afectará al tamaño, la solidez, la distribución y el mantenimiento de la superficie de trabajo que necesitas. 

Sintéticas. 

Las encimeras de aglomerado, fabricadas mezclando cuarzo y resina, ofrecen una superficie lisa, duradera y con una muy amplia gama de colores.

Ventajas: Máxima solidez, higiénico y fácil de mantener. Se le puede dar cualquier forma, incluso en los fregaderos y en los rebordes. El color es uniforme en toda la superficie.

Porcelánicas.

Las encimeras porcelánicas son las que tienen mejores propiedades, en comparación al resto de materiales, si miramos aspectos tan importantes en una cocina como las manchas, rayones, impactos y el calor.

Ventajas: En su fabricación se utilizan 100% materiales inorgánicos, no contienen resinas ni aditivos, así que la apariencia no se degrada con el paso del tiempo.Al ser un producto no poroso, no es necesaria una capa de sellado para proteger la encimera como en las piedras naturales. La encimera porcelánica junto con el acero inoxidable es el material más resistente (un 30% más que el granito).

Madera. 

Desde el roble y el arce, al nogal y el iroko, todos los tipos de madera aportan calidez y textura a las cocinas. 

Ventajas: La madera es un antibacteriano natural relativamente fácil de instalar y de reparar. Si estás dispuesto a barnizarla con frecuencia conseguirás que siempre tenga un aspecto impecable

Hormigón. 

El hormigón tiene la estética más industrial de todos los materiales para encimeras. Estas superficies de trabajo son muy actuales.

Ventajas: Es la mejor opción para lograr un aspecto vanguardista. Se le puede dar cualquier forma y repararse o decaparse para quitar las manchas. Se vuelve más sólido con el tiempo y es el material ideal para unir interiores y exteriores.

Granito. 

El granito es la piedra más popular para las encimeras y visualmente aporta al espacio de la cocina una sensación de solidez. La amplia gama de tonos y acabados disponibles hace que cada superficie parezca única. Además, hay opciones perfectas tanto para cocinas modernas como tradicionales.

Ventajas: Es muy duro y resistente al calor y al moho.

Mármol.

Su veta es más abierta que la del granito y puede ser la mejor opción si quieres añadirle una sección a una superficie de otro material, tanto para aportar un toque de lujo, como para tener un instrumento auxiliar cuando cocines; a modo de tabla de corte.

Ventajas: Es innegable su efecto visual. Es sencillamente impresionante. Existe en una inmensa variedad de modelos y colores y cada pieza es única.

Cristal. 

Este tipo de encimeras están fabricadas con vidrio templado de seguridad. Resulta neutro y luminoso y por eso es la opción perfecta para cocinas contemporáneas. 

Ventajas: Hay una variedad de colores casi ilimitada. Se puede iluminar desde abajo para dar un efecto especial. Es muy fácil el mantenimiento porque los poros no se manchan y no le afecta el agua.